Etosha, supervivencia extrema en torno a las charcas

Existe un lugar extremo, al norte de Namibia, donde los animales son verdaderos luchadores y supervivientes cuando la época de la sequía azota sus tierras, el Parque Nacional de ETOSHA.

"El gran lugar blanco", denominado así por su inmensa planicie blanca de carbonato, es el hábitat de una infinidad de animales que se ven obligados a caminar grandes distancias sobre la superficie polvorienta y seca, en busca de "waterholes", las únicas charcas y concentraciones de agua en kilómetros a la redonda, que congregan a multitud de animales con el fin de saciar la tremenda sed que les acompaña.

Una vez en los waterholes y cuando el ambiente no es muy tenso, las especies de menor jerarquía, gacelas y antílopes, esperan impacientes su turno a que las de mayor jerarquía, elefantes, jirafas y rinocerontes, terminen y salgan de la charca. En un principio, parece una organización perfecta, pero tras unos instantes se empiezan a observar las primeras peleas entre individuos de la misma especie por conseguir el mejor puesto. Esta concentración de animales en las charcas, es aprovechada por los predadores que no tienen más que esperar junto a una de ellas para conseguir su próxima presa y cerrar así un círculo de dura supervivencia en torno al factor limitante...el agua.

El gran lugar blanco africano.

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    mariano (jueves, 31 enero 2013 17:08)

    amo africa y siempre me gusta aprender sobre comportamiento animal..